Imagen de marca: definición, ventajas y consejos para crearla

  • Las marcas ocupan un lugar importante en la vida cotidiana. Para las empresas, el prestigio y la imagen que transmiten pueden tener enorme importancia en la ventaja competitiva.
  • Una cuarta parte de los españoles elije siempre marcas que tengan otros valores más allá de la calidad y el precio. Nueve de cada diez consumidores no tienen problemas en cambiar de marca si ésta no cumple con sus expectativas. 

No cabe duda de que la imagen de marca es uno de los elementos fundamentales de la estrategia de marketing de cualquier empresa. Pero ¿qué es una imagen de marca? Decir que la definición del concepto imagen de marca alude a la suma de elementos tangibles e intangibles que una empresa quiere transmitir a sus consumidores. Dichos elementos serían nombre, logo, color corporativo, diseño y contenidos creados por la empresa para transmitir sus valores. Pero, también (intangibles) la personalidad y valores asociados a  la marca.

Aunque a día de hoy la calidad de un producto o un servicio continúa siendo importante, quizás lo sean más aquellos elementos que diferencian a una empresa de su competencia. Hablamos de emociones, sentimientos y valores, precisamente los factores que una empresa trata de transmitir a través de su imagen de marca y estrategia de branding.

¿Es lo mismo imagen de marca que identidad de marca?

Pues no, no es lo mismo, aunque a veces se confundan. Así, mientras la imagen de marca son los sentimientos que la empresa evoca, proyecta, en sus clientes, la identidad de marca son los elementos que caracterizan a una determinada marca y que se pueden gestionar a través del branding. En el caso de la identidad de marca, para que transmita la coherencia debida, las empresas suelen contar con un manual corporativo en el que se describen los valores y principios de una compañía.

Porqué es tan importante la imagen de marca para una empresa

La imagen de marca, como activo de gran valor, basa su importancia en ser la cara visible de la empresa, el elemento clave para llegar a los clientes actuales y futuros. Sobre esto último, y dado que, de momento, no se puede acceder a la mente del consumidor, habrá que buscar otros caminos para conseguirlo.

La interacción entre disciplinas y áreas como branding, publicidad, marketing, formación de trabajadores y atención al cliente permiten crear acciones y estrategias para controlar –hasta cierto punto- la imagen de la empresa que le llega al público. La consecuencia esperada será transmitir una imagen de marca basada en la confianza, algo de gran importancia a la hora de estimular las acciones de compra por parte de los consumidores. Si los clientes confían en una marca comprarán sus productos. Para conseguir este objetivo habrá que realizar un análisis exhaustivo tanto de la empresa como de su competencia.

Dicho todo lo anterior, las ventajas para las empresas de tener una buena imagen de marca a ojos del consumidor serán:

  1. Diferenciación

La imagen de marca hace reconocible a la empresa y la diferencia de la competencia.

  1. Rentabilidad asegurada a coste menguante

Aunque, en un principio, la promoción de la marca puede suponer un gasto elevado, posteriormente esta inversión se reduce drásticamente, al tiempo que aumentan, significativamente, los ingresos por ventas de bienes y servicios.

  1. La confianza vende mucho

Tener una buena imagen de marca significa que el cliente va a comprar más al confiar en la calidad de los productos que adquiere.

  1. Al consumidor no le importa pagar más

La confianza es un valor añadido que el cliente deposita en los productos de una firma con una buena imagen de marca. Por esta razón, no le importará pagar más por sus productos.

Claves para construir una buena imagen de marca

A continuación algunas indicaciones para conseguir el triunfo de una marca gracias a la creación de una imagen de marca distintiva y capaz de llegar al consumidor.

  1. Cumplir con las expectativas creadas

Ya no es suficiente con ofrecer productos y servicios de calidad. El cliente también quiere que la marca en la que confía influya, favorablemente, en elementos como su bienestar personal o la protección del planeta. En relación a este último aspecto, cada vez se valora más que las empresas pongan en marcha estrategias de responsabilidad social corporativa.

  1. Coherencia y uniformidad entre identidad de marca y comunicación

La imagen visual de la marca tiene que ser la misma en todos los canales de comunicación, desde las tarjetas de visita a la página web o los anuncios en televisión.

  1. Dirigirse a los segmentos de mercado adecuados

A la hora de construir una imagen de marca es muy importante tener claro el target hacia el que se van a dirigir sus productos y servicios. Segmentando el mercado, y analizando los gustos e intereses de los nichos de interés, una marca se facilitará llegar a su público objetivo.

  1. Diferenciarse de la competencia

La marca tiene que definir los valores que representa, siempre descartando aquellos utilizados por la competencia.

  1. Implicar a la plantilla

Los trabajadores de una empresa son quienes, con su trabajo, harán que los clientes estén satisfechos (o insatisfechos) con los productos y servicios que adquieren. Por esta razón es importante que las plantillas se sientan parte de la empresa.

 

Versusbyte.com

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *